TÉCNICAS PARA ASEGURAR EN LA ESCALADA

Project Hard’, primer 9c de la historia de la escalada
octubre 19, 2017

El grigri, es un asegurador con frenado asistido, la técnica que vamos a emplear para su uso hace necesario de un periodo de adaptación y aprendizaje para evitar errores que puedan ocasionar graves lesiones al escalador, incluida la muerte.

¿Qué mosquetón podemos usar con nuestro grigri de escalada?

Recomendamos para el uso del grigri  el de forma de D, que limita la rotación de este con el dispositivo. Más concretamente:

  • El bloqueo automático TWIST-LOCK  limita el riesgo de olvidarse de bloquear el mosquetón. En este caso, puede ser utilizado ya que no hay paso de la cuerda por el mosquetón (que podría rozar el casquillo de bloqueo).
  • El bloqueo automático BALL-LOCK  limita el riesgo de olvidarse de bloquear el mosquetón y nos da la seguridad de un bloqueo de triple acción.

  • La forma del FREINO limita los volteos y los malos posicionamientos. Además ofrece una solución de frenado adicional para controlar el descenso de un usuario pesado.

Portear y asegurar la vía:

El porteo nos sirve para detener una caída del escalador en los primeros metros de la vía, mientras este aún no ha colocado el primer elemento de seguridad y se encuentra próximo al suelo. En caso  necesario acompañaremos su movimiento para conseguir que aterrice en el lugar adecuado, recto y evitando que pueda caer de espaldas.

Como porteadores debemos ser acorde a la altura y estatura del que escala, colocaremos nuestras manos a la altura de su cadera y de la parte superior de la espalda, puntos que nos permitan controlar una caída inesperada.

Gestualidad universal para dar cuerda al escalador:

Para dar cuerda mientras escalamos, la mano que está del lado de frenado empuja la cuerda hacia el aparato formando una comba, la otra mano tira de la cuerda a través del aparato. Para repetir este movimiento, haga deslizar su mano lado del lado de frenado a lo largo de la cuerda sin soltarla nunca.

 

Asegurar a un escalador en los primeros metros

Mientras nuestro compañero este escalando no solo tenemos que estar pendientes de darle cuerda rápidamente, también tendremos que considerar una serie de factores relacionados con:

En qué punto de la vía se encuentra: si necesitara más o menos comba para superar un obstáculo en caso de caída.

  • Anticipar un error: imaginad un chapaje incorrecto o una mala acción. Será esencial que estés pendientes para comunicárselo.
  • Predecir el riesgo de accidente en caso de un chapaje muy expuesto o una mala maniobra al no usar un seguro esencial para evitar un accidente.

Detener una caída con el grigri de escalada

Son frecuentes las situaciones en escalada en las que debemos detener la caída de un compañero a través de nuestro grigri de escalada. Es esencial tener muy claro los procedimientos a seguir para evitar equivocarnos y, poder emplear las técnicas de forma rápida y eficaz.

En caso de caída, sujetaremos firmemente la cuerda de frenado, manteniendo esta hacia abajo y pegada lo más cercana a nuestro muslo, esta maniobra aumenta el roce de la cuerda y permitirá la detención de la caída.

Atención, ¡no agarre la cuerda lado escalador! Nunca suelte la cuerda lado frenado.

Es importante practicar esta maniobra en un lugar controlado por profesionales o escaladores experimentados, donde se pueda contrastar distintas situaciones y técnicas para acompañar la caída y hacer esta más dinámica, como es el dar un paso hacia delante que acompañe la inercia del escalador y evite una frenada brusca.

A continuación los puntos esenciales a evaluar:

  • Altura de la caída potencial y violencia de la caída (si el escalador está lejos del último punto de seguridad o desplazado del eje de los puntos…)
  • Riesgo de colisión contra un obstáculo durante la caída y espacio disponible para dinamizar.
  • Problemática de una caída larga en un desplome, si el escalador necesita volver a la roca para continuar la vía.
  • Zona de recepción para el asegurador si debe dinamizar: será proyectado contra la pared y, por tanto, debe disponer de una zona limpia, no estar descalzo, no tener nudos en la cuerda…

Pautas generales:

  1. Siempre tienes que estar pendiente de tu compañero. 100% concentrado y atento para que el que escalada pueda dar su 100% también.
  2. Partner Check. Ayudar a tu compañero a prepararse para la vía. Controlar conjuntamente tanto el material necesario para esta como chequear que todos los procedimientos de seguridad se han cumplido. Por ejemplo, el nudo o el montaje del grigri.
  3. Crear un vínculo entre asegurado y escalador en el que sobren las palabras. Un lazo de plena confianza que te infunda seguridad y fuerza para encadenar tus proyectos más duros y, si no consiguen, que esté ahí para darte ánimos para tus siguientes intentos.
  4. Ser capaz de predecir cualquier circunstancia mientras el escalador está en la vía, sin importar si puedes verlo o no. Debes sentir sus movimientos y anticiparse en caso de caída para prevenir accidentes. Ser capaz de saber si el “vuelo” necesita “comba” o por el contrario, si este necesita de un paso atrás para evitar que el escalador llegue al suelo.

Entrada original de los compañeros de escalada granada (https://escaladagranada.es/asegurar-con-grigri-de-escalada-y-otros-dispositivos), además de este tienen artículos muy interesantes.